Instrumentos idiófonos



LA MARACA: Es uno de los instrumentos más antiguos, que contiene en su interior partículas de diferentes materiales. Se construye con el fruto seco del totumo (especie de calabaza) al que se le introducen semillas secas, que son las que vibran al sacudirse contra las paredes de la calabaza. En la actualidad, lo utilizan los aborígenes del Chaco y formosa y algunas tribus araucanas de Chile.
Muchos de nuestros instrumentos no se utilizan "a solo", sino a en conjuntos. Es el caso de la maraca que es un instrumento acompañante.

LA CARRACA: Es un instrumento de raspadura al que también se conoce como "matraca". Lo usan los sikuris para anunciar el comienzo y el final de la ejecución. Tiene una rueda dentada cuyo eje se continúa en un mango. Dentro de un marco de madera se inserta una lámina flexible, que rota libremente alrededor del marco. Al girar el marco, la lámina golpea contra los dientes de la rueda y produce sonido. Es muy común la carraca o matraca con forma de avión.


Instrumentos membranófonos



LA CAJA: Está construída con madera de tala, nogal, cardón, sauce, etc. y con dos parches que pueden ser de oveja, cabra u otro animal. Con la madera se hace el "aro" del instrumento y los parches son las membranas que, puestas en tensión con el aro vibran.
Se utiliza en La Rioja, San Juan y Santiago del Estero; también en Jujuy donde se lo denomina "uancara". En las fiestas de carnaval es muy usada y de ahí la denominación de caja chayera, pues "chaya" significa carnaval en quichuá. La forma típica de la caja es cilíndrica. Sin embargo, en Tucumán se han hayado algunas de forma cuadrada. Los parches se percuten por un palillo.

EL BOMBO: Por lo común se construye con un tronco de árbol ahuecado y con dos o una sola membrana, de cuero, de oveja, guanaco u otro animal. Sus zona de dispersión es común a la de la caja, ya que se lo utiliza en Jujuy, Santiago del Estero, Tucumán y La Rioja. La denominación que en algunas oportunidades se le da al bombo "legüero", responde al hecho de que, según el tamaño, puede ser oído a varias leguas del lugar de origen. Es muy usado como instrumento acompañante en las orquestas folclóricas.

EL KULTRUN: Se denomina así al tambor de los araucanos. Se construye con un tronco de madera o con la mitad de una calabaza a la que se le adhiere el parche. Lo utilizan las hechiceras especialmente en las ceremonias religiosas o en toda oportunidad en la que desean invocar a los dioses para conjurar algún maleficio. En oportunidades, dentro del instrumento se colocan algunas piedrecitas para darle más sonoridad.


Instrumentos cordófonos



LA GUITARRA: Es el más difundido de todos los instrumentos musicales, ya que su área de dispersión comprende prácticamente todo el país.
Se lo utiliza para acompañar al canto o como único instrumento. Le cupo una función destacadísima en los salones porteños del siglo pasado. La guitarra sólo fue sustituída cuando aparecieron en Buenos Aires los primeros pianos.
La guitarra moderna común tiene seis cuerdas simples, mientras que la primitiva llevaba cuerdas dobles como el charango.

EL CHARANGO:
Es una guitarrilla criolla, muy difundida en el norte de nuestro país, especialmente en Salta y Jujuy. Para la construcción del charango se utiliza como caja de resonancia la caparazón de un armadillo disecado. El ecordado consta de cinco pares de cuerdas. Se lo utiliza para acompañar bailecitos, carnavalitos y huainos, y en algunas oportunidades solo.

EL REQUINTO: Es un instrumento parecido a la guitarra, pero con doce cuerdas y de tamaño más pequeño. Se lo utiliza en la región cuyana sobre todo en Mendoza, como acompañante de cuecas, gatos y tonadas.

EL ARPA: Es un cordófono de forma casi triangular, que se ejecuta con las dos manos. Deriva del arpa europea y su área de dispersión comprende las provincias de Corrientes, Salta, Tucumán fundamentalmente, Santiago del Estero, Catamarca. La caja del arpa se construye en Tucumán con madera de Cedro, el clavijero de tarco y la columna de algarrobo. Tiene aproximadamente 33 o 34 cuerdas. Existen dos tipos de arpas: una cromática y otra diatónica. Esta última es la que se útiliza en el interior de nuestro país.


Instrumentos aerófonos



LA FLAUTA TUCUMANA: Se la encuentra en Tucumán y en las regiones vecinas. Se construye con una caña de 2cm de diámetro y 33 de largo. En algunas oportunidades se utilizan huesos de condor para su fabricación. Su uso esta circunscrito a las ceremonias religiosas que acompañan la imagen del Santo propicio.

LA QUENA: Cómo la flauta tucumana se construye con caña, hueso u otro material. Generalmente tiene seis o siete agujeros, uno en la parte inferior y los restantes en la parte superior. Se la utiliza junto con el tambor para acompañar bailecitos, carnavalitos y huainos, ejecutandose muy especialmente melodías de tipo pentatónico. es un poco más larga que la flauta tucumana, pues el largo generalmente es de 50 cm. Es el más difundido de los instrumentos aerofonos.

EL SIKU O ANTARA: Siku es el nombre aymará de la flauta de Pan; en quichua se lo llama antara, y en español, zampoña. Tiene dos hileras de tubos - en cantidad de ocho-; la primera es de doble tamaño que la segunda. En realidad el Siku es medio instrumento, pues se necesitan dos para lograr la escala completa, alternando los sonidos entre un siku y otro. La ejecución de este extraño instrumento requiere ejecutantes muy expertos.

EL ERKE: Es un instrumento gigante que tiene de tres a cinco metros de largo. Dice Vega " Aunque parezca extraño, este instrumento no se toca en cualquier tiempo y ocación. El erke es un instrumento de otoño-invierno; más precisamente, empieza a tocarse después de las fiestas de carnaval. Una de las ocaciones más propicias es la celebración del Corpus Christi, en junio. Naturalmente, el tiempo de empleo no está delimitado con tal precisión ni es igual en todas partes; pero es bastante general en el norte la creencia de los bramidos del erke provocan las heladas, por lo cual los erkeros se cuidan de tocarlo en verano".
Generalmente se lo construye con varios trozos de caña ahuecados y unidos, y en el extremo se coloca el pabellon, hecho con un cuerno o con latón. En el otro extremo se coloca una embocadura para el soplo. Se lo usa en Jujuy, Salta y antiguamente se lo uso en Tucumán y Santiago del Estero.

EL ERKENCHO: Algunos autores lo consideran como una variante del erke, mucho más pequeño, al que llaman erkecito. Consta de una boquilla de 10 a 13cm de largo y un cuerno de vacuno que amplifica el sonido. Se lo utliza en Jujuy, Salta, Formosa y Chaco. Contrariamente al erke, el erkencho es un instruemnto de verano en Jujuy.

LA TRUTRUKA: Es un instruemnto araucano utilizado en la República Argentina en el sudoeste de Río Negro y en la provincia de Neuquén. Como el erkencho, la trompa está formada por un cuerno vacuno al que se le adosa una caña de colíhue. Se lo utiliza en orquestas y como solista en las ceremonias religiosas.

LA ANATA: Se utiliza en la zona sur de Salta y Jujuy. Se construye con un tronco de madera cilíndrico de 22 a 55cm de largo y posee seis agujeros. Como el erkencho, es un instruemnto de verano, muy usado en las fiesta sde crnaval. La palabra anata significa carnaval.

EL SERERÉ:
Se construye con una madera de 13cm de largo, 3 de ancho y 1,5 de alto. Posiblemente lo utilicen los aborígenes del Chaco y Formosa como instrumento para dar señales durante las cacerías. Produce solamente dos sonidos.

EL NASERÉ: Es un disco de madera achatado, usado también en el Chaco y Formos. Su sonoridad es aguda y penetrante, al igual que el sereré se lo utiliza para dar señales durante la cacería.

LA FLAUTILLA JUJEÑA: Se encuentra principalmente en el norte de Jujuy, los lugareños le llaman quena o flauta. Tiene una longitud de 30 a 40 cm. Como tope tiene el nudo de la caña, mientras que en el otro extremo tiene un recorte de 2 aletas con una escotadura central. Tiene 4 orificios y es un instrumento de invierno, y lo ejecuta una sola persona simultáneamente con una caja.

No deje de visitar El folklore musical argentino de Isabel Aretz que está a su disposición en nuestro foro.